Una de las dudas más extendidas entre los consumidores de naranjas es saber si hay diferencias entre las naranjas para zumo y las de mesa. Muchas veces llegamos al supermercado y nos plantamos delante de las naranjas pensando, ¿qué pasa si me equivoco? ¿hay realmente diferencia entre ellas?

Las naranjas de mesa son las que pelamos y nos comemos como postre o tentempié por la tarde, y las de zumo son las que exprimimos para sacar el líquido. Pero más allá de conocer cómo consumimos cada una de ellas, aquí queremos aclararte las diferencias que existen entre ambas para que la próxima vez que vengas a Dialprix sepas diferenciarlas y escoger las adecuadas sin tener ninguna duda.

Diferencias entre las naranjas de zumo y de mesa

Los beneficios de las naranjas son muchos. Es una fruta muy completa y nutritiva que es una fuente de ácido fólico, lo que ayuda al correcto desarrollo del cerebro. Además, contiene vitamina C que estimula la producción de glóbulos blancos que mejora el sistema inmunológico. Así que no importa cómo te guste tomarla porque sus muy beneficiosas.

El tipo de naranjas

Lo primero que queremos aclarar es que aunque existen diferentes variedades de naranjas. Por ejemplo, las Navel o las naranjas blancas. Las primeras son una buena opción como fruta de mesa y las segundas, dentro de esa variedad, están las mejores naranjas para zumo. Pero nunca hay que olvidar que todos los tipos de naranjas se pueden tomar como de mesa o de zumo.

El tamaño de la naranja

El mayor indicador para saber si estamos ante unas naranjas de zumo o de mesa es el tamaño. Las más grande son mejores para pelar y comer en la mesa, mientras que las pequeñas son ideales para hacer zumo. Esto es algo bastante simple ya que cuánto más pequeñas son, más difícil nos va a ser poder pelarlas.

El grosor de la piel

Otro indicador que las diferencia son que las de mesa tienen la piel más gruesa, por eso se pelan mejor y son preferibles para consumir a gajos. Por el contrario, las de zumo, tienen la piel más final y al no pelarse bien son mejores para usarlas para hacer zumo.

Naranjas ácidas o dulces

También es importante conocer el tipo de naranja que vamos a comprar por el grado de acidez de la misma. En este caso, no dependerá de si son de zumo o de mesa, sino de nuestros gustos personales.

 

Esperamos que os hayamos ayudado a conocer un poco más las diferencias y los beneficios de esta fruta tan deliciosa y nutritiva.

 

Compartir