En Dialprix nos declaramos fans incondicionales de la lasaña, en todas sus formas y variedades. Para nosotros es un plato bastante nutritivo y sabroso, que se puede cocinar a base de ingredientes saludables y ligeros para no hacerla demasiado pesada.

A continuación, vamos a darte 3 recetas de lasaña fáciles de preparar y saludables. A la boloñesa, con atún o vegetal. Toma nota de estas tres recetas y pruébalas para contarnos tu experiencia, o comparte con nosotros otras recetas, trucos y claves para conseguir la mejor lasaña del mundo. Comencemos:

Lasaña Boloñesa

Para esta receta de lasaña a la boloñesa solamente vamos a necesitar un poquito de pimiento, de calabacín y queso elemental, además de las placas de lasaña.

Pon la sartén a calentar con fuego medio y vierte en ella los trocitos de pimiento y calabacín cortados en daditos pequeñitos. Sofríe unos minutos, y añade la salsa boloñesa. Por supuesto, todos los ingredientes que te mencionamos en estas recetas están esperándote en todo momento en los lineales de tu supermercado Dialprix más cercano.

Cuando hayas cocinado la mezcla durante unos ocho minutos, será el momento de empezar a verterla en las placas de lasaña colocadas en una bandeja que luego puedas meter al horno.

Entonces, pon la mezcla de la sartén sobre la placa de lasaña, añade una capa de queso, y repite hasta darte al menos un par de pisos al resultado final. Cuando lo tengas, con unos minutos al horno y queso emmenthal y mezcla por encima, conseguirás un resultado exquisito y delicioso. ¡Ñam!

Lasaña de atún

Para esta receta empezaremos tirando a la sartén una cebolla picada y un par de latas de atún al natural. Les damos un par de vueltas en la sartén y cuando haya dorado un poquito, añadimos un bote de bechamel.

Esta mezcla se añade sobre las capas de lasaña poniendo además un poco de queso rallado por encima. Construye de esta forma dos o tres pisos al menos de lasaña, vuelve a cubrir con queso, y mete al horno unos diez minutos. El resultado será de escándalo.

Lasaña vegetal

En este caso, valen los vegetales que quieras prácticamente, aunque nosotros hemos escogido champiñón, cebolla y espinacas. Vierte todo esto en una sartén con un poco de aceite y dale un par de vueltas durante unos minutos. Cuando las espinacas hayan reducido un poco, vierte un bote de salsa de pisto, y remueve durante unos minutos.

En este caso, en lugar de las láminas de lasaña, puedes utilizar unas rodajas de berenjenas, sobre las que verter la mezcla, e ir añadiendo queso emmenthal y de mezcla entre los pisos, y una vez termines también por encima. Mételo al horno durante 10 minutos, y podrás disfrutar de una lasaña vegetal de primera y con un sabor especial.

Consejos para preparar la mejor lasaña del mundo en casa

La lasaña es más un concepto que una ciencia exacta. Puede ser un plato íntegro a base de verduras, llena de carne, con salsa bechamel u otro tipo de mezclas. También es un plato altamente personal: “la lasaña de mi madre es mejor que la de la tuya” son frases que siempre se han dicho, pero, tratándose de un plato tan universal, es normal pensar que en cada casa se ha encontrado el punto propio.

En cualquier caso, aquí van unos trucos, que harán que cualquier receta de lasaña, obtenga un resultado mucho mejor:

La pasta que se use para las láminas.

Nuestra recomendación es la de comprar láminas de lasaña ya preparadas. Su sabor y textura son deliciosas, y ahorra mucho tiempo, esfuerzo y limpieza en la cocina. Además, como has visto para la receta vegetariana, con unas buenas rodajas de berenjena tendrás listas tus láminas para rellenar con la mezcla que hayas escogido.

La bandeja de horno

Es preferible encontrar una bandeja que sea estrecha pero larga, para poder hacer una lasaña bien rectangular y con bastantes capas hacia arriba.

Es más sencillo que operar una lasaña en una bandeja amplia o redonda.

El reposado

Deja reposar tu lasaña una vez la hayas extraído del horno, durante al menos 15 minutos. Por los ingredientes y su disposición, es un plato que alcanza altas temperaturas, y una vez reposado, se podrá cortar y disfrutar mejor.

Como ves, hay muchas formas de preparar la receta de la lasaña, y aquí en Dialprix ya te hemos dado tres. Como sabes, todos los ingredientes necesarios para cocinarla en casa, te están esperando en tu Dialprix más cercano.

Te animamos a que disfrutes de esta receta y pruebas tus propias variantes. Eso sí, no te olvides de contárnoslo aquí en comentarios, o en cualquiera de nuestras publicaciones en redes sociales. ¡Nos leemos!

Compartir