Se acerca septiembre y para muchos significa el fin de las vacaciones. Tras unos meses en los que la rutina cambia a la del resto del año, es hora de volver a retomar hábitos. Hay que respetar de nuevo los horarios del colegio, actividades, trabajo, etc.  Por lo que necesitaremos una buena dosis de energía. Si en el verano te has pasado con las comilonas, puede que ahora quieras ponerte serio y volver a la comida saludable, tanto para ti, como para los tuyos.

En el artículo de hoy queremos ayudarte con los más pequeños. La vuelta al cole es dura para ellos, y también para los padres. Por eso, aquí te damos algunas ideas para sobrevivir a este momento del año.

Los primeros días de la vuelta al cole podemos encontrar a nuestros hijos con ánimo e ilusión por empezar un nuevo curso. Pero puede que a otros les cuesta acostumbrarse a la nueva rutina. El momento del recreo es perfecto para reponer energía con almuerzo y aguantar con fuerza el día.  Para ello, lo ideal es que nos centraremos en alimentos energéticos basados en frutas, cereales y lácteos.

Almuerzos saludables infantiles

vuelta-al-cole

Se pueden realizar gran cantidad de combinaciones de alimentos diferentes con las que te quedarán unos almuerzos perfectos para llevar al colegio y disfrutar de la vuelta de las vacaciones. Los siguientes alimentos son ricos en minerales, vitaminas y oligoelementos. Todos ellos ayudarán al funcionamiento de organismo y mantendrá activo el sistema inmunitario de los pequeños.

Gelatina con frutas y cereales:

Existe una gran variedad de sabores de gelatina. Limón, fresa, naranja… Es muy sencillo de preparar. Triturar la gelatina con un tenedor, espolvorear cereales, incluso añadir trozos de fruta para aumentar las vitaminas.

Brochetas de frutas coloridas:

consiste en montar un brocheta intercalando frutas energéticas. Puedes mezclar plátano, naranja fresas o piña. Es una forma de presentación más creativa y que llama la atención de los niños.

Yogur con fruta:

Utiliza frutas sin hueso y troceadas para que se lo tome sin dificultad. Bate un yogur natural y mezclalo con las fruta. También puedes añadir cereales para un extra de enrgía.

Plátano con cereales:

Una buena idea es rebozar los cereales con plátano. Hay que machacar los cereales hasta que queden bien molidos, trocear el plátano y mezclarlos.

Batido de naranja y manzana:

Las bebidas saludables también están muy ricas y son fáciles de preparar. Necesitarás el zumo de una naranja, una zanahoria y media manza. Bate y tritura todos los ingredientes. Si queda muy espeso, añade un poco de agua.

Barrita de cereales casera con chocolate:

Las barritas nos aportan hidratos de carbono. Al prepararlas en casa, podemos usar azúcares no refinados que son esenciales para un buen funcionamiento cognitivo y saludables. Se pueden añadir un poco de chocolate negro para que sea más tractivo para el peque.

 

También puedes jugar con las formas de presentación de la comida. Así los niños encontrarán verán al almuerzo de una manera más dinámica y divertida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir