¡Aquí no tiramos nada!

Vamos a darte consejos rápidos para que puedas aprovechar tus alimentos o bien alargar su vida y de esta forma puedas consumirlos con normalidad, sin desaprovechar nada o lo mínimo.

A continuación, te damos ideas con las que esperamos sorprenderte:

ALARGA LA VIDA DE TUS ENSALADAS O VERDURAS ENVASADAS

Tan sencillo como colocar un papel de cocina dentro de la bolsa para que absorba la humedad que hace que las lechugas o verduras se descompongan pronto.  Cierra la bolsa bien con una pinza y al frigo.  Conseguirás que aguanten varios días más, frescas y apetitosas.

5 IDEAS PARA APROVECHAR LAS SOBRAS DE QUESO

¡No tires las sobras de queso! Recuerda que aquí ¡la comida no se tira!  Hay muchas formas de aprovechar este producto que tanto gusta a la familia esperamos que con las ideas de Dialprix puedas aprovechar hasta el último trocito de queso.

1 -Con los trocitos más duros o restos que nos van quedando puedes usarlos para rallar, mezclar y añadir a pastas, sopas y cremas.

2- Y también puedes convertirlos en deliciosas piruletas de queso. Gratina unos montoncitos de queso rallado en forma circular, añade orégano o tomillo y un “palito” (recuerda poner más queso encima de este).

3- También puedes gratinar el queso sin forma convirtiéndolo en unas tejas crujientes para sopas.

4-O cortar las sobras a dados para ensaladas, gazpachos o cremas

5- Incluso puedes preparar un aceite con sabor, añadiendo unos dientes de ajo y trozos de queso.

¿Cómo vas a aprovechar los últimos trozos del queso?

PEREJIL SIEMPRE FRESCO EN CASA

¿No te pasa que cuando quieres añadir perejil a las comidas, no te queda? Pues con este truco de supermercados Dialprix podrás tener perejil siempre fresco y a mano cuando lo necesites. 

Lava el perejil bajo el grifo y a continuación sécalo con un paño para quitar el agua.

Córtalo con unas tijeras del tamaño que acostumbres a usar en tus comidas y luego lo guardas en un tarro de cristal en el congelador, dura mucho pero que mucho tiempo y además, tan fresco como cuando lo compraste.  A nosotros nos gusta guardarlo en un envase de cristal porque así lo encuentras rápidamente.

APROVECHA TODAS LAS FRESAS Y NO TIRES NI UNA.

Convertimos las fresas que nos sobran hoy, en deliciosos batidos o granizados de fresas para mañana. Nosotros hemos probado este consejo con las fresas de temporada de Dialprix y el resultado nos encanta.  A continuación, te enseñamos cómo hacerlo:

Lava, escurre y congela las fresas.  Puedes congelarlas de forma individual usando una cubitera con agua, o bien troceadas en una bolsa para congelador. Así las tienes a mano incluso fuera de temporada para preparar deliciosos granizados, batidos, o incluso agua saborizadas y divertidas echando esos cubitos con trozos de fresas.  Este truco va a gustar mucho hasta a los más peques de la casa.

Recuerda que cuando congelas las fresas que no consumes se detiene su ciclo de maduración y evitas tirar la comida. 

Compartir