Ahorrar en la compra a veces no es tarea fácil. Ya sabemos que cuando llega la cuesta de enero nos toca apretarnos el cinturón, pero si planificamos nuestros gastos podemos llevarla mucho mejor.

Teniendo en cuenta que la navidad hace estragos en nuestro bolsillo desde Dialprix te proponemos algunos consejos o herramientas para que puedas ahorrar en tu compra sin que afecte a la cantidad y por supuesto a la calidad de los productos que compras.

¿Cómo ahorrar en la compra de casa?

1.- Piensa en tu presupuesto para gastos de compras

Haz una previsión semanal del presupuesto que a priori tienes pensado gastarte para tu cesta de la compra. Evidentemente esto es una aproximación y puedes quedarte corto una semana o conseguir ahorrar otra porque el desembolso ha sido menor. Esto te permitirá tener un control no exacto, pero si cercano a tu gasto mensual.

2.- Diferencia entre productos necesarios y de capricho

Prioriza productos 100% necesarios en tu día a día (leche, pan, agua, aceite, fruta, etc), aquellos que son igualmente necesarios pero pueden comprarse cada más tiempo por su durabilidad (productos de limpieza, papel higiénico, artículos de aseo…) y todos los prescindibles que son caprichos (dulces, salsas, comidas rápidas…) Si compras menos de los últimos, seguro que consigues ahorrar en tu compra semanal.

3.- Aprovecha las ofertas y promociones de Dialprix

Fíjate en las ofertas, promociones y productos de temporada. En nuestros supermercados siempre encontrarás señalizado el producto ahorro y la mejor oferta que tienen precios mucho mejores de los que beneficiarte en tu compra semanal. De igual manera fijarnos en que fruta o verdura está de temporada te permitirá economizar a la hora de hacer tu lista de la compra y si tienes dudas pregúntale a cualquiera de nuestros profesionales para que te asesore.

4.- Haz una lista de la compra

Es importante saber qué tenemos que comprar para no caer en compras compulsivas o de productos que no necesitamos. Planifica una lista antes de ir al supermercado para ahorrar en tu compra.

5.- No vayas al supermercado con hambre.

Para evitar esas compras compulsivas, lo mejor es que vayas a comprar con el estómago lleno. Esto se debe a que si vas con hambre te apetecerá todo los que veas. Así evitarás  comprar alimentos que te apetece comer en ese momento pero que no tienes en tu lista.

Esperamos que puedas poner en práctica algunos de nuestros consejos y ver por ti mismo que simplemente cambiando algunos hábitos puedes ahorrar en tu cesta de la compra.

Compartir