¿Truco o trato? Cada vez más, el 31 de octubre, las casas y calles de nuestro país se llenan de calabazas, esqueletos y zombies vivientes.

En esta ocasión, hemos elegido dos recetas muy divertidas para aquellos que ya estén pensado en montar una fiesta Halloweeniana en casa, ¡llena tu cocina de intriga!

Receta de hamburguesas hallowinianas

Esta receta es muy ingeniosa y sencilla. Además, si vas a celebrar la noche de Halloween con los peques, ¡les encantará participar en su elaboración!

Prepara el delantal y tu actitud más terrorífica, porque estás a punto de cocinar una hamburguesa con una calabaza en su interior. ¡Sorpresa!

Ingredientes para 4 personas

  • 500 gramos de carne picada, si es ternera, ¡mejor que mejor!
  • 2 cucharadas de mostaza.
  • Sal.
  • 4 panes de hamburguesa.
  • 4 lonchas de queso cheddar.
  • Lechuga
  • 1 tomate bien rojo.
  • Salsas para aliñar (estilo ketchup y mayonesa)

¡Ojo! también deberás tener a mano un papel y unas tijeras para dar forma a tu plantilla de calabaza.

Elaboración

Coge papel y lápiz, y saca a pasear tus dotes de artista. Dibuja la silueta de una calabaza y ayúdate de las tijeras para recortar los huecos de los ojos y la boca.

Apila las lonchas de queso cheddar (muy naranja) y utiliza tu plantilla para darles forma con un cuchillo. ¿Sencillo verdad?

Ahora le toca el turno a la carne. Mézclala con la mostaza y la sal. Cuando esté bien amasada, divide la carne en porciones y forma hamburguesas.

¡A la plancha! Cuando la carne esté hecha, retírala e, inmediatamente después, coloca encima tu queso con cara de calabaza, ¡se derretirá y abrazará a la carne! Ya lo tienes, ahora métela en el pan y añade el resto de ingredientes.

Receta de piruletas de fantasma

Tus fantasmas más dulces enamorarán a tus invitados y familia. Veamos cómo conseguir dar forma a estas piruletas.

Ingredientes para 10 piruletas

  • 200 gramos de chocolate blanco.
  • 10 palos para piruletas.
  • 20 pepitas de chocolate.

Elaboración

Comienza fundiendo el chocolate blanco al baño María. Introdúcelo en una manga pastelera con mucho cuidado. Truco: cuanto más fina sea su boquilla, más fácil te resultará crear tus piruetas de Halloween.

Prepara la bandeja de tu horno con una lámina de papel. Sobre ella, forma círculos de choco blanco con la manga pastelera. Ojo: deja el espacio suficiente entre ellos para luego poder introducir los palos de tus piruletas.

Ahora llega lo difícil, ayúdate de uno de los palitos para dar forma a los bracitos y cola de tus fantasmas de chocolate. Deja reposar cerca de 5 minutos y coloca los palitos, uno por cada fantasma (séllalos con el chocolate blanco restante). Deja que se endurezca unos minutos en la nevera.

Con mucho cuidado, levanta, una a una, tus piruetas fantasmagóricas  y colócalas hacia arriba.

Comienza la parte más divertida, ¡la de ponerle cara a tus fantasmas! Funde el chocolate negro y dibuja con él, ayudado de nuevo por tu manga pastelera, ojitos y boquitas a tus fantasmas. Cuanto más diferentes sean unos de otros, más divertido será.

A tener en cuenta: al final del proceso no metas tus fantasmas de chocolate en la nevera, ¡pueden coger un color feo! Déjalos en un lugar fresco y libre de golpes.

Desde Dialprix te animamos a poner a prueba tu creatividad con estas recetas tan espeluznantes como deliciosas. Recuerda que te esperaremos en tu supermercado más cercano, con ofertas en supermercados esperándote, para la busca y captura de tus ingredientes de Halloween.

 

Compartir